CARRITO DE COMPRA

ENVÍO GRATIS A TODO MÉXICO EN PEDIDOS MAYORES A $1,799

Guía definitiva de 6 pasos para crear rutinas positivas en tu vida.

Hace unos años creía que las rutinas eran aburridas, monótonas y que tenerlas me quitaría libertad en todo sentido, hoy te puedo decir que no podía haber estado más equivocada. Hoy estoy enamorada 🥰 del tema, de sus beneficios y de la importancia de crearlas correctamente, esto es de lo que justamente te hablaré aquí, además de compartirte los 6 pasos para crear rutinas positivas que funcionen en tu vida.

Si estás buscando aumentar tus niveles de energía y productividad, un buen lugar para comenzar el camino es revisando y cuidando tu rutina diaria.

¿Qué es una rutina y porqué es la clave del éxito en cualquier cosa que te propongas?

Una rutina es algo que haces repetidamente en tu día a día y/o en ciertas épocas del año, esta repetición te ayuda a formar disciplina, seguridad en ti al comprobar que puedes comprometerte con tu palabra, te ayuda a concretar lo que te propones más fácil, a ser más organizada, a ser consciente de los tiempos y lo más importante te hace sentir LIBRE.

Diferencia entre rutina y rituales

A mí en particular me encanta crear rituales, sin embargo, tienes que saber que estos no se pueden crear sin antes haber dominado una rutina, es por eso que este es un paso importante de nuestra guía y es completamente opcional, aunque altamente recomendado.

¿Por qué no puedes crear ritual sin antes haber creado una rutina? Porque la rutina es algo ya automatizado, algo que no te cuesta un gran esfuerzo llevar a cabo por lo que, si o si la harás, un ritual no se hace en automático, se hace con consciencia por lo que si aún no tienes ciertos hábitos bien dominados podría ser que abandones el proceso. Te contaré de esto un poco más abajo, pero por ahora te dejo la diferencia entre una y otra 👇

diferencias entre rutinas y rituales

IMPORTANTE: Leo, escucho y veo por todos lados recomendaciones de rutinas de todo tipo de “las personas más exitosas del mundo”, “las más ricas”, “las más populares”, etc, que prometen que al seguirlas lograrás lo mismo que ellas, ERROR, sin duda la inspiración de una rutina puede ayudar a crear la tuya, pero jamás una rutina tal cual se podrá copiar por 3 razones:

  • Estilo de vida diferente
  • Metas distintas
  • Personalidad distinta

Copiar tal cual una rutina puede convertirse en la fórmula perfecta del fracaso siendo un obstáculo en tu productividad, seguridad y en hacerte las cosas más fáciles, por lo que es importante te tomes el tiempo de definir una con la que te sientas cómoda y que intenciones con ella, ahora si vamos a ver el paso a paso para crear rutinas que funcionen.

Guía definitiva de 6 pasos para crear rutinas positivas en tu vida.

1.- Autoconocimiento

Volvemos a que todo parte del conocimiento profundo que tengamos de nosotros mismos, para crear una rutina el primer paso será saber quién eres, que te gusta, como funciona naturalmente tu cuerpo, que te cae bien, que te cuesta trabajo.

Partamos de que una rutina se desarrolla alrededor de un día de 24 horas, lo que sea que quieras hacer se va a basar en tiempos, ¿correcto?

Bueno entonces lo primero que tendrías que definir es qué tipo de persona eres, eres una persona más productiva en las mañanas apenas sale el sol, a media mañana o eres un búho que siente su máximo potencial de productividad ya por la tarde, ¿sabes con claridad esto?

Si no, es un buen momento para empezar a ponerte atención para conocerlo, de esto partirá en dónde colocarás la mayor cantidad de actividades que requieren concentración total de tu parte, la estrategia y el orden de tus actividades.

Ejemplo: Si eres una persona de mañanas como yo, seguramente te convendrá más destinar actividades que requieran concentración, creatividad y energía para ese momento y dejar para la noche actividades “administrativas” como yo les llamo a aquellas que no te exigen mucha cabeza, ni energía.

2.- Define la rutina que quieres crear

Por ahora en este punto nos basaremos en crear una rutina general de cómo te gustaría que se viera tu día.

Una rutina general sería definir qué quieres que suceda en tu día de 24 horas que SI o SI es indispensable para ti que pase o básicamente en que quieres destinar tu tiempo durante el día.

Este es un ejemplo muy general para que veas básicamente como sería repartir tus actividades en un día, para este punto es importante que revises que es lo que haces actualmente que es importante en el proceso de construcción de la persona que quieres ser y de la vida que quieres tener, qué tendrías que modificar y qué tendrías que agregar.

Recuerda uno de los principios de la procrastinación, si te causa estrés mental es casi seguro que esa actividad te haga abandonar. No pienses mucho en que va dentro de cada categoría, por ahora solo enfócate en definir la estructura de tu rutina diaria.

Por cierto, mi ebook de procrastinación ya está en camino, si quieres enterarte de su lanzamiento puedes sumarte a la lista de espera aquí

3.- El motor de todo, “La motivación”

Es una realidad que la motivación va y viene, sin embargo, también es una realidad que la motivación tiene un ciclo, que cuando no está es posible recuperarla al seguir accionando para que la emoción de ponerte a la acción en algo que te guste te recuerde el “por qué” decidiste hacerlo en primer lugar.

Define cuál es tu motivación detrás de querer empezar este camino de disciplina, rutinas y productividad, este “por qué” será lo que te sostendrá cuando quieras desertar y el que te recordará lo importante de seguir y no procrastinar.

Puedes empezar con estas preguntas:

  • ¿Por qué tener una rutina es importante para mí?
  • ¿Qué es lo que quiero lograr con este cambio en mi vida?
  • ¿Cómo me quiero sentir al tener una rutina poderosa?
  • ¿Qué metas quiero alcanzar con esto?

Copiar la rutina de alguien más no funciona porque simplemente carece de la suficiente motivación para seguirla al pie de la letra, al tomarte el tiempo de responder estas preguntas y definir con claridad la motivación y la emoción detrás de iniciar este proceso de creación de rutinas te mantendrá a tope y con enfoque.

4.- Lluvia de ideas de tu rutina ideal

Llegó el momento de definir de qué va a constar cada categoría de tu rutina basándonos en cuáles son tus objetivos, qué quieres lograr y básicamente cómo se ve tu rutina ideal.

Ya tienes tu rutina base, ahora cada semana o cada día (dependiendo de cómo te acomodes más) escribe cuales son las actividades que estarás realizando durante el día basándote en tu estructura.

Ejemplo:

⚡¿Qué es lo que debo tener y hacer para poder hacer ejercicio?

¿Qué es lo que debo hacer y tener para poder dormir 8 horas?

⚡¿Qué es lo que quiero hacer en mi tiempo de ocio?

⚡¿Qué es lo que me gustaría hacer para ver mi casa organizada y limpia como me gusta?

¿Qué actividades o bloques voy a estar trabajando a diario durante mi trabajo para terminarlo en el tiempo que me he propuesto?

Aquí no es necesario que lleves una agenda perfecta, por ahora solo estás escribiendo todas las actividades que necesitas hacer dentro de tu rutina.

Nuestro kit de libretas “to do” es ideal para crear tu listado de actividades

5.- Organización de tu día

Ahora sí, ya lo tienes todo, ya conoces las tareas que debes realizar con base en la estructura de tu rutina ideal que definiste, ya hiciste introspección para conocerte mejor y ya definiste tu motivación, ahora si viene el ponerle orden a tu rutina.

⏰ ¿Qué harás y en qué horarios? Para este ejercicio te recomiendo si o si tener una agenda ya sea física o digital, te dejo algunas opciones de las que tenemos actualmente en Orem (: aquí abajo 👇

¿Te gustan otros formatos Encuentra la agenda digital aquí

IMPORTANTE: En este inicio te recomiendo ir poco a poquito, ahora tu meta más importante es lograr una rutina constante, no crear un montón de hábitos positivos por lo que será mucho mejor que dentro de tu rutina consideres únicamente 1 o 2 hábitos nuevos para llevar a cabo de la mano de tu rutina, si ya tienes hábitos establecidos y bien arraigados en tu rutina, síguelos manejando, pero si no, empecemos poco a poco.

Lo que menos quieres es ponerte el pie antes de empezar, sé paciente contigo y con tu proceso.

6.- Ejecuta, analiza y modifica

Llegó el momento de poner a prueba tu rutina, el compromiso y análisis aquí lo es TODO!!!

Crea un calendario en donde vengan los días de la semana y las actividades generales de tu rutina, al finalizar cada una será muy importante que marques como cumplido y así al cerrar el día puedas hacer una reflexión de que salió bien, que puede mejorar y que no está funcionando.

Este ejercicio se hace con niños para ayudarlos en su proceso de concientización del tiempo y de sus rutinas, por lo que 100% funciona, recuerda esto, entre más sencillo sea algo, más posibilidades de éxito tiene. “Trust the process”

¡Vamos con ello!

Actualmente me encuentro personalmente en un proceso de reajuste de mis rutinas por lo que estaré en este camino contigo, recuerda que crear rutinas debe ser algo divertido y que te emocione porque al final el objetivo es crear rutinas con actividades que te ayuden a construir la vida de tus sueños y tu mejor versión, si el objetivo no es ese, entonces es ahí donde se vuelve todo pesado, aburrido y un fracaso.

Vamos en este proceso juntas, si yo puedo, tú puedes!!!! 💗

Cuéntame en los comentarios si estás decida a pulir o crear tu rutina y si inicias desde ya conmigo.

Ceci Sanmer

¡MANTENTE EN CONTACTO CON NOSOTROS!

Síguenos en:

Deja un comentario
Envíos gratis a todo México

En ordenes mayores a $1,799.

Devoluciones gratuitas

15 días, regreso de tu dinero garantizado.

Garantía de calidad

Reemplazamos tu producto en caso de defecto.

Compra 100% segura

PayPal / MasterCard / Visa / American Express.

Regalos originales

Sorprende a tu persona favorita con un regalo original.

×