CARRITO DE COMPRA

ENVÍO GRATIS A TODO MÉXICO EN PEDIDOS MAYORES A $1,799

Procrastinación: 5 hábitos para vencerla.

Empecemos por definir, ¿Qué es la procrastinación? Y porqué este hábito es el causante de tantos dolores de cabeza, estrés y por supuesto sueños truncados.

La procrastinación se deriva de la falta de motivación, hábitos y autoconocimiento, ¡SIIIIIIII! Así como lo lees, la procrastinación tiene todo que ver con que tanto te conoces.

Procrastinar es básicamente aplazar tus actividades ya sean personales o profesionales, este hábito no distingue entre una cosa y otra, siempre que aplaces algo que ya tenías planeado hacer estás procrastinando.

¿Por qué la procrastinación es un hábito?

Todo lo que solemos hacer repetidamente se vuelve un hábito en nuestra vida, uno positivo o uno no tanto, pero al final un hábito, si tú eres un procrastinador experto y con medalla de honor entonces 100% es un hábito bien arraigado en ti pero tranquila, la buena noticia de esto es que cualquier hábito se puede modificar por algún otro.

¿Por qué la procrastinación causa estrés y ansiedad?

Retomemos la idea de que todos nuestros hábitos desencadenan acciones y estas acciones se convierten en resultados, generalmente los resultados que te da la procrastinación son nulos, y solo puedes o podrás ver tu vida avanzar sin ningún cambio porque estás postergando las actividades de valor que te llevarán a lograr sueños.

La consecuencia de esto son sentimientos de insatisfacción, culpabilidad, estrés por dejar todo a la mera hora y tener que trabajar bajo presión y para rematar, la cereza del pastel, cerramos con la enfermedad del sigo XXI la “ansiedad” como resultado de todo lo anterior acumulado.

Una idea que me gustaría recalcar aquí antes de que sigas leyendo es la de desmentir el mito de que la procrastinación es de personas perezosas e indisciplinadas, por ahí no va, así que no te compres esta mentira de marketing y sigue leyendo.

Muy bien, ya te conté las bases del tema y un poco de las consecuencias de este hábito con el propósito de que puedas hilar y reflexionar a diario sobre tus emociones, recuerda que la manera más eficiente de hacerlo es entendiendo la raíz.

Y ahora, ¿Cómo puedes trabajar este hábito y poco a poco reducir su frecuencia en tu vida? 👇🏼

5 hábitos para vencer la procrastinación

1.- Incluye en tu rutina de mañana el definir tus objetivos diarios

Para desprogramarte de un viejo hábito y formar uno nuevo, mi recomendación más valiosa es empieza en pequeño, empieza por tus objetivos diarios.

¿Qué quieres lograr?

¿Cómo te quieres sentir?

¿Qué tareas necesitas concretar para lograr las dos primeras?

No empieces tu mañana sin haber resuelto estas preguntas y haber dejado organizado tu día. Esto te ayudará a sentirte motivada y entusiasmada por lo que viene y la recompensa que tendrás al ver tus objetivos concretados.

Recuerda que la procrastinación nace de la falta de motivación así que con este primer paso estaremos atacando ese punto.

Conoce nuestras agendas sin fechar para anotar y organizar tus tareas

2.- Enamórate del arte de simplificar tus tareas

Simplificar tus tareas para llevarlas a su mínima expresión es un hábito, que si me lo preguntas se vuelve adictivo.

Si ves en tu agenda una tarea GIGANTE que probablemente te tomará 4 horas finalizar, por mucho que te guste tienes una alta probabilidad de procrastinar antes de empezar. ¿Por qué?

  • Porque cuando la veas te dará flojera y te saturaras mentalmente de pensar en todo lo que incluye esa tarea y probablemente decidirás pasarla para la tarde en lo que “avanzas en algo más”, ya llegada la tarde estarás drenada mentalmente o muy cansada y pensarás que es mejor si mañana temprano la haces. ¿Te suena esto?

Este hábito lo que te permitirá es partir esa tarea GIGANTE es pasos pequeñitos que se vuelvan sencillos y digeribles de lograr sin retrasos, la buena noticia de esto es que al estarlo haciendo de poco en poco y con claridad cuando menos lo pienses ya habrás concluido esa tarea enorme sin demoras y sin una sensación de pesadez.

3.- Crea un ambiente de trabajo ideal

Trabajar con un montón de distracciones hace que una tarea que puede tomar 1 hora tome 4 o peor aún que se procrastine y no se complete.

Crea un ambiente que funcione para ti y te permita mantenerte enfocada, haz lo necesario para que cada vez que estás por hacer algo, elimines de tu alrededor los distractores que podrían sabotearte.

4.- Haz tu actividad más GRANDE o pesada como primera en el día

Vuelve un hábito el organizar tu actividad más grande e importante o demandante en cuanto a los niveles de energía que te va a exigir.

Esto tiene 2 beneficios importantes:

  1. Al completar esa tarea en las primeras horas de tu día te sentirás con una sensación de logro y elevarás tus niveles de confianza, la confianza funciona como un ingrediente clave en la fórmula de la motivación.
  2. Te sentirás relajada y sin estrés, permitiéndote así avanzar con otros pendientes con la mente clara.

5.- Vuelve un hábito el premiarte por las cosas que haces bien

Parte crucial en la creación de un hábito es la parte de la recompensa al final del camino, define desde tu mañana la recompensa que tendrás al finalizar tu rutina y los objetivos prioritarios que te propusiste.

IMPORTANTE: No confundas este punto con darte recompensas que te lleven a la quiebra, recuerda que todo esto es en tu beneficio y con el objetivo de cada día trabajar y mejorar en distintas cosas que aporten en la construcción de tu mejor versión de la mano de tu amor propio y 100% unas finanzas desordenadas están todo menos cercanas a ayudarte con tu propósito, objetivo o meta.

6.- BONUS – Vuelve un hábito el autoconocimiento

Recuerda que no existe un paso a paso que funcione para todos o que una fórmula sea la clave exacta para todo el mundo.

La clave para lograr que un paso a paso que alguien e enseño funcione en tu vida, es:

  • Entender el paso a paso
  • Comprometerte para probar el paso a paso
  • Analizarte y ver cómo reaccionas y funciona el proceso en tu vida
  • Hacer los ajustes necesarios con base en tu personalidad, tu estilo de vida y tus necesidades
  • Volver a probar y ajustar hasta que tengas la estrategia ideal que funcione para ti

Cuéntame en los comentarios si este post te fue de utilidad y te gustó OremLover.

Recuerda que NO eres la única procrastinadora del mundo, no te culpes, no te castigues, los malos hábitos son retos potenciales de los cuales podemos aprender mucho de nosotras, siempre piensa en ellos como aliados que te ayudan en tu proceso de crecimiento.

MUUUUUUUUUA, nos vemos en la siguiente.

Cecilia Sanmer


¡MANTENTE EN CONTACTO CON NOSOTROS!

Síguenos en:

Deja un comentario
Envíos gratis a todo México

En ordenes mayores a $1,799.

Devoluciones gratuitas

15 días, regreso de tu dinero garantizado.

Garantía de calidad

Reemplazamos tu producto en caso de defecto.

Compra 100% segura

PayPal / MasterCard / Visa / American Express.

Regalos originales

Sorprende a tu persona favorita con un regalo original.

×