Tiempo de lectura: 4 minutos

Cuando somos pequeños, todo suele ser un mundo de juegos, cuando crecemos creemos que el momento de jugar se acabó. Me gusta pensar que NO ES ASÍ, cuando crecemos, llega el momento de tomarnos esos juegos en serio y volverlos nuestra realidad.

Piensa esto: Nunca sabes hasta donde te puede llevar ese hobbie …

Me explicaré un poco mejor, cuando somos niños, se suele decir que nuestra única tarea es jugar y divertirnos, ¿cierto? Y es verdad, así debería ser, nos ponen a probar diferentes actividades para desarrollar habilidades y hobbies, ejemplo: natación, baile, football, etc. Sin embargo, yo me pongo a pensar esto: ¿Por qué, solo cuando somos niños tenemos el privilegio de ver la tarea de divertirnos, como prioridad? ¿Quién nos engaño diciéndonos que cuando crecemos eso debe terminar?

¿Recuerdas cómo te emocionaba jugar algo en específico cuando niñ@ o como no podías aguantar a que llegará el día de la semana en donde te tocaba ir a tu clase favorita? (Las mía eran y son actividades al aire libre, mezcladas con un poco de adrenalina)

Ayúdame escribiendo en un papel, cuál o cuales eran estás actividades / hobbies que recuerdas y si las piensas aún te emocionan, haz memoria sino te acuerdas.

Conforme vamos creciendo, “las responsabilidades de ser adulto” empiezan a tomar el control y tiempo de nuestra vida y esas actividades / hobbies que nos causaban tanto placer se van desvaneciendo hasta que llega un punto en el que reemplazamos por completo esas actividades, por trabajo, juntas, televisión y más trabajo pensando que eso es lo más importante en el rol de ser adulto.

BINGO … Hemos dado con la clave para aumentar la felicidad en tu vida, sino estás segur@ cuál es tu hobbie, déjame decirte que tienes una área de oportunidad tremenda para intentar diferentes actividades y decidir tu favorita.  

A mi me inspira conocer personas que hacen de su hobbie parte importante de su vida, esas actividades se vuelven un punto de fuga para cuando solemos cuestionarnos la vida y lo que estamos haciendo con ella.

El hobbie es el mismo, el tamaño de los juguetes es lo único que cambia <3

Ponte a pensar, cuando algo ha ido mal en tu vida, ¿Qué hace que distraigas tu mente? ¿Qué hace que recuerdes quien eres y que te hace feliz? Yo he experimentando esta sensación un par de veces, en donde me he sentido perdida y atrapada, soy una persona muy ansiosa y muy inquieta por lo que cuando lo he experimentado he tenido que detenerme y analizar por qué llegue al punto de sentirme así, en una de esas veces descubrí que había sido porque había abandonado y olvidado TODOS mis hobbies, de tener muchos pase a tener 0, las responsabilidades en el trabajo y las personas que me rodeaban me había superado y me olvide por un momento de lo más importante, YO!

Toma en cuenta esto, cuando creces, tus hobbies pueden transformarse y adaptarse a tu vida adulta, en mi caso uno de mis hobbies favoritos era andar en patines y salir a andar en bicicleta, amaba cuando mis papas organizaban viajes que incluían cenotes, experiencias conociendo algo nuevo ó descensos en los rápidos de Veracruz. Cada vez que lo recuerdo, me lleno de emoción y automáticamente me pongo de buenas, esa es la felicidad genuina, ¡AHORA! cuando crecí tome ese hobbie o esas actividades y las adapte a mi vida adulta, mi hobbie número #1 es viajar tan seguido y tanto como pueda a lugares que incluyan este tipo de actividades, sin embargo, no solo tengo uno, trato de tener varios que puedan estar presentes en mi vida al menos una vez a la semana, como jugar tenis y escribir.

Las obligaciones de adulto existen con el único fin de poder darnos cosas y actividades que nos den felicidad genuina.

– Cecilia Sanmer –

Nuevamente, piensa esto: Nunca sabes hasta donde te puede llevar ese hobbie …

Si tienes hijos pequeños o tienes la oportunidad de convivir con un@, impulsal@ e inspiral@ a tener un hobbie y cuando encuentre el que más le apasione, apoyal@ a explotar esa felicidad, nunca sabes si esa pasión combinado con práctica pueda lograr que el día de mañana, ese hobbie se convierta en su trabajo full time y pueda vivir haciendo lo que le produce felicidad genuina. Estamos en una era, en donde HOY más que nunca eso es posible.

Con cariño,

Cecilia Sanmer – Fundadora Orem

Sigamonos de cerca en mi cuenta personal de instagram >>>> click aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *