Tiempo de lectura: 4 minutos

La vida, es la única carrera en donde hacer el menor tiempo en llegar a la meta, es la regla menos importante.

Existe una diferencia entre ir sin prisa y poner una pausa en tu vida, justo es esa la reflexión que me gustaría destacar el día de hoy con este “post de cada Domingo”

La vida debe tomarse MUY enserio y con MUCHA calma, calma para apreciar, para disfrutar, para experimentar. Que chiste tiene ir corriendo por la vida sin tomarse el tiempo de disfrutar por lo que se está trabajando.

Vayamos sin prisa por la vida, quitémonos esa presión de querer competir por llegar primero, por lograr algo solo porque alguien más ya lo logro, quitémonos esa idea de que debemos cumplir ciertos objetivos dependiendo de la edad que tengamos solo porque así lo estipulo la sociedad.

Suelta esa carga y suelta ese peso que te corta las alas, quita la barrera de tiempo de tu cabeza y empieza a vivir un día a la vez con paso firme.

La edad perfecta para casarte, para emprender, para tener hijos, para viajar no existe, te diré lo que si existe.

Existe, el tiempo para aprender a vivir, ese tiempo es de TODOS LOS DÍAS, dale a la vida, a las personas, a tus errores y a tus aciertos, la oportunidad de enseñarte cosas nuevas, de darte lecciones de vida, de volverte cada día mejor persona, la vida es eso, lecciones que te irán enseñando y te permitirán ir avanzando, queriendo más y exigiéndote más, SIEMPRE a tu ritmo.

No te compares, no te juzgues y no te límites.

La edad no es un factor para que hagas o ya no hagas, nadie es demasiado joven para grandes cosas y nadie es lo suficientemente viejo para detenerse a intentar algo nuevo

– Cecilia Sanmer –

Inspiración con ejemplos:

Para emprender y ser exitoso no depende de la edad: Kevin Systrom, el genio detrás de mi red social favorita, Instagram, creó la app estando aún en la universidad y la vendió años después a Facebook.

Vivir, correr, hacer deporte y competir en carreras no es solo para la gente joven: Man Kaur, un ejemplo para todos aquellos que piensan que al avanzar la edad, es momento de empezar a abandonar sueños, ella a sus 100 años corrió sus primeros 100 metros en una competencia, la motivo el sentir como su cuerpo respondía con fuerza y siguió practicando con disciplina para jamás abandonar ese deporte que le da vida.

Lee más sobre su historia, aquí.

La clave no está en el tiempo, está en no detenerte, en no hacer pausas, en ser constante, si te demoras más de lo que otros se han demorado es porque posiblemente tú debías aprender algo que los demás no.

Limitar y encasillar tu vida a los tiempos de la sociedad, significa agobiarte sin sentido, TODO, de verdad TODO merece darle tiempo y tiempo de calidad.

El tiempo y la edad, están solo en tu cabeza

Por último, este mundo necesita más amores que no dependan del tiempo, no te apresures a querer descifrar si has encontrado al amor de tu vida, disfruta tu etapa, disfruta a esa persona y da lo mejor de ti, ama como si fueras adolescente, el amor apasionado no depende de la edad, no dejes que tu alma y tu esencia se marchite por cuestión de la edad, madurar no significa dejar de demostrar amor como si fueras [email protected], significa tener la capacidad y el valor de seguirlo haciendo pero ahora de manera consiente.

Este post de cada Domingo espero logré darte energía y motivación para dejar atrás creencias acerca del tiempo, para que te saque de la cama y te invite a HACER. Cuéntame que piensas en los comentarios, me encantará leerte.

Con cariño,

Cecilia Sanmer – Instagram

Comments (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *