Tiempo de lectura: 5 minutos

1.- Identifica

Es importante que identifiques que hábitos deseas adquirir y cuales vas a dejar ir, muchas veces solo sabemos que queremos cambiar ciertos hábitos pero nunca especificamos cuales, esto es como un mapa, sino sabemos a donde queremos llegar será un tanto complicado lograrlo.

Escribe, ¿Qué hábitos te gustarían cambiar? Empieza por 1 o 2, enfócate y entrégate a ellos, el cambio de esos mismos te llevará a modificar otros hábitos.
Por ejemplo: El hábito de empezar a hacer ejercicio diario, te lleva a querer comer un poco más ligero y más sano, mentalmente tu mente y cuerpo empezarán a generar cambios como un efecto domino.

Una vez que los identificaste, mi recomendación es que escribas porque quieres adoptar ese nuevo hábito, ¿Por qué quieres empezar a hacer ejercicio diario? ¿Qué de bueno traerá a tu vida?; ¿Por qué quieres empezar a despertarte a las 4:00am? Agrégale un ¿Por qué? A cada hábito y responde la pregunta, esto te ayudará con cada cosa nueva que quieras integrar a tu vida, saber el por qué quieres hacerlo.

Escríbeme en los comentarios del post, con que hábitos te gustaría empezar este cambio.

2.- El malo y el Bueno

” Reemplaza un hábito “malo” o que quieras dejar por uno bueno.

¿Ya tienes identificado que hábito quieres adoptar cierto? Ahora, idéntica que hábito es el que quieres dejar ir para adoptar el nuevo.

El por qué de esto es para que tu cerebro registre ese hábito “malo” que quieres dejar ir, muchas veces hacemos ciertas cosas por inercia o costumbre sin si quiera registrarlas mentalmente, un ejemplo: Solemos comer muchas veces al día (picaditas) de papas, de pan, de chatarra, etc. y ni siquiera notamos la cantidad porque no lo registramos, entonces si nuestro objetivo es, adoptar un hábito de estilo de vida saludable sabríamos que eso incluye dejar ir el hábito de “picar entre comidas chatarra” y una vez que lo identificamos para nosotros y para el cerebro es más fácil reconocer en que momentos lo hacemos para detenernos.

Bloc OREM – Disponible en rosa y negro 

3.- REPITE, REPITE, REPITE

¿Ya escribiste cuáles son?; ¿Ya escribiste el por qué?; ¿Ya identificaste que hábito “malo” reemplazaras por uno bueno? ¡Súper!

AHORA, la manera más sencilla de que tu cerebro lo registre como un hábito y se vuelva algo cotidiano en tu vida es:

Repetirlo, así de sencillo. Repítelo diario, hasta que tu cerebro lo vea como una costumbre.

Las costumbres no son malas, todo lo contrario, si son costumbres constructivas para tu vida son EXCELENTES, las costumbres le dan paz y orden a tu vida y mente.

Ejemplo: Cuando ibas a la escuela y debías pararte a las 5:00am (en mi caso así era), después de tantos años se me hizo una costumbre y cuando ya no iba a la escuela, seguía despertándome a la misma hora porque mi cuerpo ya estaba acostumbrado y no podía dormir más.
El cuerpo se acostumbra muy rápido y fácil a todo, tanto a lo bueno, como a lo malo siempre y cuando REPITAS, REPITAS y REPITAS los patrones.

Dicen que el cerebro adopta un hábito o cualquier costumbre desde el día 21 pero para llegar al día 21 debes poner mucho de tu parte, abajo te explico algunos trucos.

“No siempre estarás motivado, tienes que aprender a ser disciplinado”

4.- Hagamos un plan

Lo más importante es que debes identificar los pasos a seguir para llegar a la meta.

En tu libreta, escribe debajo de cada nuevo hábito, como lo llevarás a cabo.
¿Cuántas veces a la semana lo harás?, ¿Cuánto tiempo?, ¿Qué debes de hacer para lograrlo?; ¿En qué horario lo harás? Y todo lo relacionado que te pueda ayudar.

Recuerda que cada uno de los pasos que te he mencionado es clave para ver el MAPA COMPLETO y saber que pasos debes dar para llegar a la meta, así que ¡Vamos! Toma tu pluma HQVLP y tu libreta para hacer de esto una realidad.

5.- Disciplina (Motivación)

A partir de los 21 días se vuelve un hábito, escuchaba constantemente esa frasesita y cuando yo empecé a volver la parte de hábitos un estudio en mi vida, quise ir más allá de esto. Me pasaba que empezaba un hábito pero sinceramente en medida de que el tiempo avanzaba se iba haciendo un poco más complicado seguir en el camino y por lo tanto llegar a los 21 días y eso me dejaba mucho en que pensar.

¿Cómo llegar a los 21 días, si a los 15 ya lo había abandonado? Todo mundo te dice la parte fácil pero el día a día es lo real y lo que se vuelve un reto a superar.

La clave que yo he encontrado para muchas de las cosas que me propongo es AUTO MOTIVACIÓN, no hay más y la motivación no viene de alguien externo, viene de ti.

¿Te gustaría un post sobre como auto motivarte? Escríbeme en los comentarios

Y sobre todo volverte disciplinado y es aquí donde el POR QUÉ viene a tomar gran fuerza, es el que te hará seguir cuando ya no quieras, el que hará que una puerta con una nueva visión se abra cuando crees que ya todo esta perdido.

Libro disponible aquí 

5.- Diviértete

La mejor parte, ¡Diviértete! La vida es un día a la vez, no te abrumes por si fallaste o caíste, desde ahora te aviso que va a pasar, lo importante es con que actitud lo vas a tomar y con la que vas a regresar.

Yo siempre digo, que los hábitos son como las ganas de querer dejar de tomar para un alcohólico, debe ser un día a la vez y festejarlo, vuélvelo un juego y un reto. Disfruta el proceso de construir tu mejor versión, sin sufrirlo.

¿En que fila prefieres vivir tu vida?

Espero te guste y sobre todo aporte de manera positiva a tu vida.

Con cariño,

CEO & Fundadora

Cecilia Sanmer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *