Tiempo de lectura: 3 minutos

Todos tenemos 24 horas, ¡no podemos conseguir más! La cuestión es cómo las aprovechamos al máximo. ¡Saca el máximo partido de tu tiempo! Estos tips te ayudarán.

1. Identifica tus ladrones del tiempo

Seguro que hay cosas que te gustaría hacer más, y otras que no necesitas tanto en tu vida pero ahora te roban tiempo.

¿Qué te roba tiempo? Es posible que en tu día a día notes que hay algunas cosas que te interrumpen constantemente. ¿Whatsapp tal vez? Establece unos tiempos al día para revisarlo, y así no se convertirá en un problema que te impide avanzar y que te provoque estrés.

Nuestro consejo es que utilices una libreta para apuntar tus ladrones del tiempo. Por ejemplo, puedes dividirlos en ladrones de distintos tipos:

  • Ladrones del tiempo externos: personas, interrupciones, redes sociales…
  • Ladrones del tiempo internos: no saber delegar, no saber decir que no, preocupaciones que te paralizan…

Establece unas pautas para solucionar estos ladrones. Por ejemplo, ponte un horario para las redes sociales, o para las interrupciones. ¡Haz pausas de calidad!

2. Aplica técnicas de productividad probadas

Los grandes gurús de la productividad suelen recomendar unas cuantas técnicas muy eficaces. La técnica Pomodoro por ejemplo, puedes verla aquí.

También hay la técnica GTD, o Getting Things Done, del famoso libro de David Allen. Este psicólogo de Estados Unidos es un bestseller que ha creado un método probado de productividad.

5 claves del Método GTD:

  • Anota todas las tareas que tienes en la cabeza
  • Procesa esa información, en una app de gestión de tareas, un bloc de notas, una agenda o donde tú quieras.
  • Organiza las tareas, dividiéndolas en tipos, tiempos de duración, etc. El método aconseja crear etiquetas como: acciones próximas, proyectos, en espera, algún día, etc.
  • Revisa: establece plazos para revisar tus listas de tareas.
  • Actúa: ¡es el momento de tomar acción!

Otro tip genial para organizarte mejor es la Regla de los 2 minutos, también de Allen. ¿Qué dice? Si te surge una tarea que requiera menos de dos minutos de trabajo, ¡hazla o delégala inmediatamente!

Por ejemplo, enviar un correo, llamar a alguien, rellenar un formulario… A menudo estas pequeñas tareas son las que más estresan, y es poco eficiente posponerlas porque se tarda menos en hacerlas.

¿Qué otros métodos de productividad conoces tú? Cuéntanos en los comentarios 🙂

3. Desarrolla hábitos saludables para favorecer tu productividad

¿Sabías que tu bienestar físico y emocional afecta a tu rendimiento en el trabajo o el estudio? Si quieres trabajar mejor, cuídate mejor! Desayuna bien, haz deporte, cuida tu bienestar emocional, añade plantas en tu lugar de trabajo…

  • Cuida tu bienestar físico

Haz ejercicio diariamente, estira tu cuerpo varias veces al día, aliméntate de forma adecuada, crea un entorno de trabajo cómodo y agradable…

En esta infografía encontrarás algunos alimentos recomendados para que tu cuerpo esté mejor preparado para ser productivo. ¡Toma nota!

  • Desarrolla hábitos mentales positivos

Enfócate en pensamientos que te motiven, cuida tu autoestima, evita personas tóxicas, desarrolla la asertividad en tus relaciones personales…

¡Únete junto con todo el EquipoOREM a trabajar de esta manera a diario! ¿Qué dices?

¡Cuéntanos en los comentarios cómo te va! Mucha suerte y éxito 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *